Embutidos de la Sierra de la Demanda

la cascada Pradoluengo
C/ General Mola, 3
09260 Pradoluengo
Burgos · España
Telf. 947 58 62 14
info@jamoneselgemelo.com

Tierra de Sabor - Castilla y LeónAlimentos artesanales - Castilla y León

Jamones el Gemelo


Cómo elegir un soporte jamonero

FOTO

1. Estabilidad

Para que el jamón no se mueva mientras realizamos el corte es necesario que la base no se deslice sobre la mesa en la que reposa. Con 4 o 6 tacos de goma se consigue una sujeción más que suficiente, aunque el soporte en sí pese poco . Una buena sujeción nos evitará movimientos bruscos y posibles accidentes, y facilitará un corte fino.

2. Comodidad

Hay dos elementos básicos que hacen más cómodo el corte: el agarre giratorio y la regulación de la altura. El agarre giratorio de la pezuña permite poder cambiar de zona de corte muy rápidamente, sin tener que aflojar y apretar de nuevo el tornillo que fija la pata. Simplemente se afloja un tornillo que permite el giro del aro interior, y cuando lo tenemos en la nueva posición lo volvemos a apretar. Estos sistemas, suelen sujetar mejor la pieza y proporcionan una mayor estabilidad. Con la regulación de la altura podemos cortar siempre de la misma forma, independientemente del tamaño de la pieza o de la parte del jamón en la que estemos. Lo que nos permite es modificar la inclinación del eje pezuña-punta

3. Almacenaje y transporte

Cuando el uso del jamonero es ocasional, lo ideal es que podamos guardarlo y que nos ocupe el mínimo espacio posible. En este sentido, algunos modelos permiten plegar el brazo sobre la base.

4. Durabilidad

Prácticamente todos los soportes a partir de 25-30€ nos pueden durar toda la vida si cortamos uno o dos jamones al año. Los soportes de madera o de acero son más resistentes. No suelen romperse aunque se caigan. Son algo más frágiles los que tienen la base de silestone o plástico. Por contra, los de silestone no se rallan fácilmente y una vez limpios están como el primer día.




« Medidas de seguridad al cortar un jamón El Gemelo Como elegir un cuchillo jamonero »